Bebe el agua de tu propia cisterna, los raudales de tu propio pozo. ¿Acaso han de derramarse tus fuentes por las calles y tus corrientes de aguas por las plazas? Sean ellas para ti solo, no para los extraños que estén contigo. ¡Sea bendito tu manantial y alégrate con la mujer de tu juventud, cierva amada, graciosa gacela!Que sus caricias te satisfaganen todo tiempo y recréate siempre en su amor”. El hogar es como un manantial, donde el agua es como un refrigerio, una fuente de agua viva, como el agua fría a el alma sedienta trae refrigerio así también el matrimonio va a ser como un manantial de agua fría, fresca. El agua fría también sirve para apagar la pasión, no tienes que ir al manantial del vecino sino deleitarte con la mujer de tu juventud.
El amor romántico es para usted, el amor de pareja es para usted, y dice sean para ti solo y no para los extraños contigo. En la vida conyugal, el vigor se representa a través del esperma que el hombre expulsa en la intimidad conyugal. Cuando el hombre empieza a tener relaciones fuera del matrimonio esta dando su fuerza a extraños, se esta saliendo del límite, esta traspasando parámetros. ¿Qué es pecado? Es traspasar el lindero , es salirse de lo establecido por Dios, de la ley que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros.